miércoles, 24 de marzo de 2010

multiplicidad


Miles de escuelas, cientos de coreografías distintas y decenas de estilos, ¿quién practica el verdadero taichi? Es difícil saber encontrar el sentido verdadero de esta antigua disciplina física; tan difícil como saber si aquello que practicas te llevará, verdaderamente, a un estado de buena salud y te aportará una vida larga y productiva...

Entiendo el taichi como una disciplina libre y abierta a conceptos tanto orientales como occidentales, pero no como un compendio de teorías místicas que incluyan teorias tan dispares como los chakras y la física cuántica. El taichi tiene un desarrollo coherente y disponible a todo aquel que persevere en el mismo, y no está reservado a un número concreto de "alumnos iniciados".

Cada disciplina de desarrollo personal tiene sentido en un contexto determinado, y el taichi posee su propio contexto basado en la auto-comprensión corporal . El objetivo principal es, desde mi punto de vista, preservar la buena salud y fomentar una vitalidad plena. Para lograrlo, el taichi se basa en un control del manejo del cuerpo, de sus tensiones y de su equilibrio estático.

Por eso abogo por crear un taichi libre, que no esté supeditado a rutinas rígidas e intocables, pero que tampoco esté tergiversado por doctrinas que poco o nada tienen que ver con su dinámica. No hay una coreografia perfecta, ni un estilo perfecto, ni una escuela o asociación mejor o peor que otras, simplemente son distintas, y cada cual debe valorar hasta que punto un tipo de enseñanza es compatible con el camino que desea seguir o con los objetivos que anhela lograr.