lunes, 27 de diciembre de 2010

una jornada intensiva


El pasado domingo, 26 de diciembre, tubo lugar en el centro "eltai" una jornada intensiva de Taichi. Aprovechando la aparente "intrascendencia" del día posterior a la Navidad, se planteó la posibilidad de dedicar este día a practicar durante varias horas.

Este tipo de entrenamiento supone una comprensión diferente del Taichi, pues te evidencia con mayor intensidad las consecuencias que cada movimiento, postura o técnica implican en el propio organismo. Poder realizar una misma rutina varias veces seguidas, desde prespectivas distintas, te hace sentir las secuencias de una forma distinta: agradable a veces, molesta en ocasiones y hasta sorprendente, en algunos momentos.

Desde aquí quiero felicitar y agradecer a todos los participantes su implicación para consigo mismos al formar parte de esta experiencia, y animarles a alcanzar mayores niveles de comprensión corporal mediante la perseverancia en este arte interno.