lunes, 13 de diciembre de 2010

vacía, pero no vacante


De todos los libros que constituyen el casi ilimitado "canon taoísta", existe uno cuya relevancia ha sido puesta de manifiesto por muchos autores, entre ellos Carl G. Jung, psicólogo e investigador que ha relacionado en muchos trabajos la relación existente entre los mecanismos de la mente y las mitologías y leyendas de la antigüedad. Este libro es el denominado"Tratado de la Flor de Oro".

En el texto podemos leer frases como esta: "Cuando la mente está vacía pero no vacante, a esto se le llama verdadero vacío; cuando la mente está ahí pero no está cosificada, a esto se le llama existencia sutil. No es quedéis a un lado y entraréis en el camino del medio. Entonces tenéis una base para acceder a la virtud." (Traducción de Thomas Cleary, Editorial Edaf)

Tal es la dimensión de estas frases, que sería inútil pretender dar una explicación, ya que cada cual ha de encontrarla por sí mismo.