martes, 3 de mayo de 2011

meditación sobre el Tao


El Tao es el Camino
que se alarga indefinido;
la ruta interminable,
la senda sin destino.

Es andar sin saber donde
termina el recorrido,
es percibir cada paso
que se da sin hacer ruido.

Es iniciar un búsqueda
sin plantearse objetivos;
excluyendo toda prisa,
desechando los prejuicios
sobre ella establecidos.

Es el tránsito infinito
de quien disfruta el viaje
aunque se sienta perdido;
eterno peregrinaje
sin equipaje,
sin rumbo fijo.