lunes, 12 de septiembre de 2011

Todos somos Uno

Practicar Taichi en grupo tiene un valor especial. El hecho de coordinarse con el instructor y con el resto de compañeros agudiza nuestra concentración, obligándonos a prestar atención no sólo a nuestro cuerpo, sino también a lo que sucede a nuestro alrededor.

Pero el sentido real va mucho más allá. Esta armonización nos ayuda a entender que, en esencia, todos somos uno. Y en la medida que pretendemos desligarnos de este principio, nuestra relación con el entorno, con las personas, con la naturaleza, tiende a desvirtuarse.

La tan usada frase de "estar en Armonía con el Todo" (llámalo Dios, Naturaleza, Universo, etc.), es la que expresa la sensación de bienestar, tranquilidad y vitalidad que todos, de una u otra forma, ansiamos. Y para ello, el entrenamiento de Taichi en grupo es una herramienta muy útil, como lo es hablar correctamente de nosotros mismos y de los demás, o como lo es respetar la vida y procurar no infringir dolor a los seres vivos.

Una muestra de este sentimiento es este vídeo de un grupo musical japones que, aunque no hacen Taichi, demuestran un dominio corporal que seguro sabéis valorar todos los que practicáis alguna disciplina física. Espero que lo disfrutéis.

WE ARE ALL ONE