jueves, 12 de noviembre de 2015

lo que sucede dentro...


Incluso en la quietud del cuerpo,
sigue habiendo un movimiento interno.
A pesar de estar parado
el pensamiento
hay un flujo que entrelaza
los músculos inertes
con la corriente incesante
de la energía latente.