lunes, 18 de septiembre de 2017

meditación taoísta

El trabajo de meditación taoísta es complejo, y con un alto componente físico, pues en esta tradición filosófica se entiende el cuerpo como la base desde la cual iniciar los procesos mentales. Es decir, sin una adecuada disposición física, no es posible un adecuado desarrollo psíquico. Este trabajo físico abarca tres aspectos principales:

  1. Una correcta alineación postural: Pues sólo si la columna vertebral y las articulaciones del cuerpo están cómodas, es posible encontrar la relajación física que permita abordar los trabajos internos que propone el taoísmo.
  2. El control respiratorio: Importante, ya que la relajación del ritmo cardiovascular depende de una respiración calmada pero intensa, que permita el intercambio de aíre con el mínimo esfuerzo, y que ralentice la frecuencia de onda del cerebro.
  3. La autogeneración de calor: Consiste, a nivel básico, en usar la musculatura para crear una activación vascular que lleve la sangre por todo el organismo, pero sin forzar el ritmo cardíaco. Por eso es habitual realizar meditaciones en posición erguida, de forma que brazos y piernas se mantengan con cierto grado de tensión muscular. Con la práctica, esta generación de calor (que muchos llaman energía), se puede obtener con trabajos internos que no implican el trabajo muscular de las extremidades.

Por todo esto, el acto de meditación taoísta no consiste sólo en sentarse y respirar tratando de dejar la mente vacía, sino que requiere un conjunto de trabajos complementarios que abarcan el desarrollo del control corporal (como con el taichí), ejercicios respiratorios (como el qigong o chikung) o mecánicas internas que implican la visualización y percepción de procesos orgánicos que se dan dentro del cuerpo, y que no son apreciables para un observador externo (como sucede en el neikung).

De hecho, uno de los criterios para saber si uno se encuentra en el Camino adecuado, es el estado orgánico del cuerpo, ya que el desarrollo mental se entiende como íntimamente ligado al bienestar y a la salud corporal.